La energía solar fotovoltaica consiste en la transformación de energía lumínica proveniente del Sol en energía eléctrica. Este proceso de conversión se produce en cuanto la luz solar incide sobre las células fotovoltaicas. El panel solar utiliza materiales semiconductores y capta los fotones transmitidos en la luz solar para transformarlos en electricidad.

La electricidad generada por parte de los sistemas de energías renovables tienen la capacidad de abastecer sistemas en corriente continua (12v/24v/48v) o bien en corriente alterna (220v y 380v). Con esta tecnología se logra generar energía eléctrica limpia, constante, silenciosa y renovable, además de reducir el costo mensual de su factura de luz.

Funcionamiento de los sistemas renovables

Existen diversas alternativas de conexionado en el sistemas renovables:

Aislados de la red pública: Se trata de sistemas asociados a baterías que alimentan a los consumos eléctricos durante las 24hs del día. Los sistemas se suelen dimensionar con el fin de contar con 3 días de autonomía sin sol, brindando seguridad los 365 días del año.

Sistemas asociados a baterías y a la red pública: Son similares a los sistemas aislados de la red pública. Sin embargo, en caso de alcanzar la descarga máxima estipulada para las baterías (luego de 3 días de consumo y minima generación), el sistema cuenta con la posibilidad de conectarse (automáticamente) a la red eléctrica o a un grupo electrógeno.

Sistemas híbridos: Sistemas destinados a reducir el consumo eléctrico. Se alimentan los circuitos únicamente durante los horarios diurnos (de radiación solar). Sin embargo, se cuenta con un banco de acumulación con el fin de afrontar y brindar estabilidad de tensión y autonomía (generalmente 24 hs) ante posibles cortes de luz.

Sistemas sincrónicos: Sistemas destinados a reducir su factura de electricidad. Se alimentan los consumos eléctricos únicamente durante los horarios diurnos (de radiación solar). En este caso no se cuenta con banco de baterías, y por lo tanto ante cortes eventuales de luz, se corta por completo el suministro eléctrico.

La energía solar fotovoltaica es una fuente de energía que produce electricidad de origen renovable, obtenida directamente a partir de la radiación solar mediante un dispositivo semiconductor denominado célula fotovoltaica, o bien mediante una deposición de metales sobre un sustrato denominada célula solar de película fina.

Este tipo de energía se usa principalmente para producir electricidad a gran escala a través de redes de distribución, aunque también permite alimentar innumerables aplicaciones y aparatos autónomos, abastecer refugios de montaña o viviendas aisladas de la red eléctrica.