La energía solar térmica se emplea fundamentalmente para calentar agua la cual puede ser utilizada para:

Uso sanitario o industrial. Calefacción por radiadores o losa radiante. Climatización de piletas. Todas las anteriores combinadas.

Con este tipo de equipamiento es posible ahorrar hasta el 80% del gas o electricidad destinado a calefacción y agua caliente.  Dependiendo de las medidas y aislación térmica de la casa, condiciones meteorológicas de la zona y número de habitantes de la vivienda se determina por balance térmico las necesidades energéticas que deben ser provistas a la propiedad.

De esta forma se define la cantidad de equipamiento solar necesario para cada caso particular.

Colectores Tubo de vidrio o Placa Plana

La energía térmica se logra a través de colectores solares formados por tubos de vidrio. Los tubos reciben la radiación solar y calientan el agua que se almacena en un tanque. Los colectores solares pueden ser ubicados en techos, pérgolas o a nivel del suelo. La alta eficiencia de conversión energética de los colectores solares hace de estos una opción óptima por su relación costo/beneficio energético.

Los colectores planos, formados por una placa de color negro con propiedades absorbentes de calor, evitando en lo posible la reflexión para evitar pérdidas. Bajo esta placa se sitúa un serpentín por el cual circula un líquido al que se le transmite el calor captado por la placa.
El circuito por el cual circula el líquido transmisor de calor (normalmente anticongelante) se aísla con poliuretano o fibra de vidrio para evitar pérdidas.

El agua caliente ingresa al tanque de acumulación solar generando un circuito cerrado entre el sistema de colectores solares y el tanque de acumulación térmico donde se llegará a temperaturas promedio de hasta 50º – 55ºC en invierno y de hasta 80º – 90ºC en primavera/verano.

En el verano, las altas temperaturas incrementaran la capacidad de uso hasta un 50% debido a que el agua caliente se mezclará con agua fria a la salida de los colectores mediante valvulas mezcladoras automáticas para alcanzar temperaturas de 45-50ºC.

Los Sistemas para Agua Caliente Industrial pueden ser utilizados para:

  • Precalentamiento de agua para calderas, lavaderos, procesos de enjuague.
  • Vestuarios y cocinas industriales.
  • Gimnasios, invernaderos, criaderos.
  • Calefacción por piso radiante, o radiadores o aire caliente.

El agua caliente industrial es muy útil para procesos productivos que tengan en su elaboración necesidades de agua a temperaturas elevadas. También es posible abastecer las duchas de Gimnasios y Plantas Industriales que tengan 10, 30, 50 o más duchas.